¿Qué está mal?

Aviso: Antes de informar sobre un error con la descarga, por favor, prueba el enlace directo: Clínica psicoanalítica: función de las obsersiones en neurosis y psicosis

Cargando...

Debes iniciar sesión para hacer esto.

Clínica psicoanalítica: función de las obsersiones en neurosis y psicosis

Clínica psicoanalítica: función de las obsersiones en neurosis y psicosis

Clínica psicoanalítica: función de las obsersiones en neurosis y psicosis

Puntuación: ---- | 0 votos
| Enviando voto
| ¡Votado!
|

Detalles del libro:

pos
Global
pos
Categoría
Año:2016
Editor:Edulp
Páginas:172 páginas
Idioma:español
Desde:01/09/2017
Tamaño:7.95 MB
Licencia:CC-BY

Contenido:

La cuestión de la estructura de los trastornos obsesivos y de sus relaciones con las psicosis es ciertamente una de las más complejas de la psicopatología; igualmente es una de las principales preocupaciones de los clínicos, en las que se confunden todas las tendencias (la “co-morbilidad” de los desórdenes obsesivos compulsivos es por ejemplo uno de los más impresionantes del DSM norteamericano), y necesario es felicitar el dinamismo y la sagacidad de nuestros colegas argentinos por haber afrontado así el desafío de situar los grandes debates históricos sobre estos trastornos y elucidar algunos de los problemas más importantes planteados por este tipo de síntomas.

Históricamente la neurosis obsesiva como psiconeurosis de defensa ha sido “creada” por S. Freud a partir de una entidad cuya designación era doble, particularmente por el hecho de la rivalidad franco-alemana que dominaba los debates psiquiátricos de la época. Los autores francófonos preferían expresiones como la “enfermedad de la duda” o “locura de la duda y delirio del tacto” (Falret, Cullerre), considerando por lo tanto que existían dos vertientes. Por un lado, la duda: los sujetos son descriptos como asechados por preguntas, a pesar de tener conciencia del carácter “mórbido”, “anormal” de sus cuestionamientos; por el otro, la “locura del tacto: diversos temores de contaminación o de autoacusaciones de robos o de depredaciones. Por un lado, una compulsión al cuestionamiento; por otro, contenidos que serán masivamente referidos por S. Freud al “pensamiento mágico”. Menos “psicologizantes”, los germanófonos, se inclinaban por una designación unitaria, bajo el término zwangsvorstellung, es decir, una “idea forzada”, agregando asimismo que este carácter forzado se acompañaba del sentimiento que se trataba de un fenómeno anormal, y por otra parte que este forzamiento era ante todo un forzamiento a la duda.

Categorías:

Etiquetas:

Cargando comentarios...

Escaneando listas...

El libro en números

Posición global

posición en categorías

en catálogo desde

01/09/2017

puntuación

Nothing yet...

votos

Nothing yet...

'LIKES' sociales

Nothing yet...

Visitas

Descargas

Esto puede tardar un momento

Interés

Segmentación por países

Esto puede tardar un momento

Páginas de entrada

Segmentación por sitios web

evolución

Esto puede tardar un momento

Cargando...